Anillos de compromiso
2 votos

Anillos de compromiso

Los anillos de compromiso son joyas especiales hechas para sellar una promesa de unión.  La mayoría llevan diamantes, pero todas tienen un valor importante, bien por el coste de sus materiales  o bien por su diseño o simplemente por su valor sentimental. ¿ quieres saber y ver más sobre ellos?

Los anillos de compromiso son de momento sólo fortuna para las mujeres, aunque no son un paso obligatorio para un compromiso, son quizás los regalos más importantes que les pueden hacer sus novios. Simbolizan un próximo matrimonio y un futuro de amor y a veces va acompañado, para los más tradicionales, de una fiesta de pedida.

Cómo son los anillos de compromiso

No hay un protocolo estricto al respecto; la costumbre es que sean sortijas de oro y diamantes y , a poder ser, más llamativos que los de boda. El oro suele ser o blanco o amarillo, (raramente rosa), y los diamantes, blancos. Hay joyerías que también los diseñan en platino.

El diseño más típico es el de solitario o piedra engarzada al aro del anillo. Se suele preferir en los últimos tiempos que este sea de oro blanco y de cuantos más quilates mejor. Otra opción clásica es una alianza con mismo brillante donde se sustituye la pieza única y saliente por hileras de varios más pequeños incrustados.

Por otro lado, en función de la joyería que suela tener la futura esposa, el anillo puede ser simplemente especial y más caro de lo que ella suela llevar.

Significado del anillo de compromiso

El alto valor de la joya ( que hoy en día también puede ser una pulsera o pendientes) significa desde la Edad media que el pretendiente tiene férrea intención de llevar a cabo el enlace con la dama. Es la muestra de un pre-contrato. De hecho, el primer anillo de este tipo conocido era de hierro y ya llevaba un diamante. Se lo regaló Maximiliano de Austria a María de Burgundy.

Este anillo se pone en el dedo anular y según el país se lleva en una mano u otra. Se pone en este dedo porque en él hay una vena que va al corazón. La piedra elegida tampoco es casual, sino que es recordatorio de amor y pureza y de lo indestructible como el cristal en cuestión. De hecho el origen etimológico del diamante, ‘adamas’, lo reafirma: en latín significa ‘invencible‘.

En España y países latinoamericanos se lleva en la mano izquierda, sin embargo en Cataluña se lleva en la derecha y en otros lugares como en Alemania pasa a la diestra una vez que la boda se ha realizado.

[youtube CSEN51psi3g]

Normalmente se prefiere que, aunque costoso, el anillo no sea muy grande o aparatoso, ya que esto disuadiría a la prometida de llevarlo y , además, tras las boda este anillo llevará sobre él la alianza de boda.

Anillos clásicos

Estos son los solitarios y alianzas con diamantes, pero dentro de esto, hay bastante variedad.
El primer modelo se caracteriza por un centro de diamante de talla considerable. Este puede variar en tamaño y pureza, y lógicamente de forma: brillante (redonda), en forma de pera o lágrima, marquesa, oval, corazón, esmeralda, princesa, triángulo, radiant.

El grosor del aro puede variar, así como de anchura, al igual que la alianza y la piedra sobresalir más o menos.

En cuanto a la alianza puede ir con una sola gema o rodear totalmente el dedo. En esta opción se puede optar por una versión muy fina que se complementará con un gemelo en la boda o en el aniversario, variado el color del oro. También se puede elegir un diseño que integre diferentes oros, texturas o dibujos de oro ( par mate-brillo, grabados).

Anillos diferentes

Si lo que queremos es algo un poco más original o diferente, la tarea tampoco es difícil: sólo hay que buscar un diseño bonito aunque no sea de boda,  alguno especial bien por lo que se vea al instante o bien porque le añadamos un valor simbólico o sentimental a la pieza. ¿ No es bonito prometerse con el anillo de la abuela o con uno que os recuerde la conexión entre los dos?

Si aun así queremos seguir con un modelo con diamantes existen diseños grandiosos que te permiten anillos diferentes.

Otra idea genial con o sin diamantes es que elijas piedras preciosas de diferentes colores. Eso, sí, que sea una combinación elegante. El dúo con el blanco es siempre acierto y lucen con zafiros, amatistas, rubíes o diamantes, pero de diferente matiz.

Otros posts que te pueden interesar:

Imágenes: Cartier, Melliero, Tiffany & Co, Chaumiet, Dior

Etiquetas : , ,

Gracias por compartir :)

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Sin Comentarios